Nuestro proyecto

Memoria del proyecto

Fábrica Ramales 4

  1. PRESENTACIÓN

 

En la presente memoria se explica el proyecto que desarrollará el Grupo de Acción Local Asón-Agüera-Trasmiera con motivo de la subvención nominativa de la Dirección General de Ordenación del Territorio.

 

El Grupo de Acción Local Asón-Agüera-Trasmiera, situado en la zona oriental rural de Cantabria, está formado por 17 municipios, y comprende un territorio de 870 km2, 34.632 habitantes y una densidad de población de 39,78 habitantes por km2.

 

El GAL Asón-Agüera-Trasmiera, como órgano gestor de las ayudas LEADER en dicha comarca, ha diseñado una Estrategia de Desarrollo Local Participativo, donde además de apostar por el crecimiento económico de la comarca, con la creación de nuevas y novedosas empresas, se trabaja a través de la Oficina Comarcal de Turismo, para dinamizar los recursos que posee (recursos naturales, recursos turísticos, etc.), creando en muchos casos productos turísticos con el fin de convertir a la comarca en un destino de referencia dentro de la región.

 

Asimismo, desde noviembre de 2017 el GAL cuenta también con un Punto de Información Europeo activo, entre cuyas funciones está la divulgación de información europea, la dinamización del territorio en ese contexto, así como el apoyo técnico a iniciativas de origen local y vocación europea. Así, su actividad en 2018 está en gran parte ligada al Año Europeo del Patrimonio Cultural.

 

Con la oportunidad ofrecida por la Dirección General de Ordenación Territorial, mediante subvención nominativa, nace este proyecto, mediante el que, y principalmente con la participación e implicando a los diferentes colectivos y agentes (Sociales, Económicos, Culturales, Deportivos, Administraciones Públicas, etc.) que habitan e intervienen en la Comarca se pretende localizar, inventariar y catalogar el patrimonio que año tras año ha ido quedando arrinconado y en algunos casos perdido. Conscientes de su magnitud, elegiremos recursos como industrias en desuso, la senda fluvial del Asón, refugio de pescadores, etc. Teniendo siempre como referencia el «paisaje».

 

Para ello, se tomará como eje principal el curso del río Asón, cuyas características particulares le diferencian de otros ríos de la región, como el hecho de que nace en el Parque Natural de los Collados del Asón y desemboca en el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Además, todo su cauce cuenta con la figura de LIC (Lugar de Importancia Comunitaria), incluyéndose también en esta sus principales afluentes. Aunque este proyecto concreto se centrará en el Río Asón, si este sistema se consolida con éxito se extenderá al resto del ámbito comarcal.

 

A lo largo de su recorrido y en sus extremos encontramos diferentes ingenios y construcciones abandonadas, que en su día generaron riqueza en la comarca. Ejemplo de ello, pueden ser elementos del patrimonio industrial como la fábrica de Industrias Lácteas del Asón en el Barrio de Cubillas en Ramales de la Victoria (1955), la “fábrica Nestlé” en Udalla (1928), la factoría de Reckitt & Colman, más recientemente las fábricas del Polígono Industrial de Ampuero (antiguo Ferial de Ganado), las ferrerías, los molinos, y otro tipo de patrimonio como los refugios de pescadores, la senda fluvial, etc.

 

El fin de este proyecto es recuperar y llamar la atención sobre diversos elementos del patrimonio olvidado y/o desapercibido de la comarca y, contando con la participación de diferentes colectivos locales y de expertos, dibujar un mapa de situación de dicho patrimonio olvidado, actualizable en el tiempo y que sirva para diseñar futuras acciones.

 

  1. JUSTIFICACIÓN

 

Para elegir el eje sobre el que desarrollar este proyecto (río Asón), hemos tenido en cuenta varios factores:

  1. Gran parte del patrimonio olvidado y/o desapercibido de la comarca se encuentra en los alrededores de este río, ya que el agua era necesaria y en muchos casos imprescindible para el desarrollo de muchas de las actividades tradicionales. A continuación, a modo de relación no exhaustiva, citamos algunos de sus elementos:
  • Refugios de pescadores
  • Sendas de pesca
  • Espigones
  • Fábricas
  • Pasarelas y puentes
  • Ruta de Carlos V
  • Camino de Santiago
  • Senda de los vizcaínos
  • Presas, azudes y salmoneras
  • Molinos de río y de marea
  • Ferrerías
  • Mitología
  • Toponimia
  • Poblaciones amenazadas de flora y fauna, ejemplares históricos de flora leñosa, etc.
  1. En 2018 comenzarán las obras del colector general del río Asón, pertenecientes al plan de saneamiento general de las Marismas de Santoña, en cumplimiento de la Directiva Marco del Agua.
  1. Actualmente el río Asón sigue siendo un recurso importante para el desarrollo de diversas actividades que permiten el desarrollo del territorio. A nivel turístico, por ejemplo, encontramos el descenso del río Asón en canoa, la pesca (cultura asociada al salmón, la trucha, las angulas….) o las rutas guiadas en torno al río. Otros ejemplos de usos actuales son las diversas sendas fluviales que proporcionan un recurso esencial para el deporte y el esparcimiento de la población local, o el Centro Ictiológico de Arredondo que, ubicado en un antiguo molino harinero y fábrica de luz, y en funcionamiento desde 1996, se dedica al cultivo de salmones y el estudio de ecosistemas fluviales.

 

  1. El río Asón tiene la particularidad de nacer y desembocar en dos Parques Naturales (nace en el Parque Natural Collados del Asón y desemboca en el Parque Natural Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, ambos dentro del territorio de la comarca Asón-Agüera-Trasmiera (la totalidad del primero y gran parte del segundo).

 

  1. Se considera que el río Asón puede y debe ser escenario de futuras iniciativas de interés para el desarrollo de la comarca (turísticas, culturales, ambientales, etc.). Su potencial como elemento vertebrador de una parte importante de la comarca, su gran valor ambiental, la riqueza etnográfica ligada a él o la capacidad de su cauce medio para albergar actividades recreativas son solo algunos de los factores que podrían dar lugar a dichas iniciativas.

 

  1. OBJETIVOS

 

El objetivo de este proyecto es crear un catálogo de elementos patrimoniales ligados al río Asón que en la actualidad se encuentran en estado de olvido, abandono o simplemente vienen pasando desapercibidos. Dicho catálogo, que se actualizará de forma continua a lo largo del tiempo, servirá en un futuro para recuperar, restaurar y/o visibilizar alguno o varios de esos elementos, de forma que puedan convertirse en un recurso de desarrollo turístico, económico, cultural, ambiental y social en la comarca.

 

El catálogo se creará organizando y dinamizando grupos de trabajo y realizando visitas al territorio con diferentes colectivos de la comarca y expertos, con varios fines: por una parte, aprovechar el conocimiento del territorio que poseen sus habitantes, conocimiento que a menudo no está registrado y cuya conservación, por tanto, peligra a medio y largo plazo. Por otra, acercar a dichos habitantes a recursos, de modo que su mayor conocimiento resulte en una mayor conciencia e interés por su conservación y visibilidad. Además, se promoverá el compromiso a medio y largo plazo con el trabajo realizado, reforzándose así el sentimiento de pertenencia al territorio y el tejido social. Las personas expertas podrán apoyar el trabajo con la identificación de los aspectos claves que caracterizan al «patrimonio olvidado» y el aporte de experiencias y buenas prácticas en este campo.

 

  1. PROGRAMA DE ACTIVIDADES

 

Uno de los fines principales de este proyecto es, como acabamos de mencionar, la movilización de habitantes de la comarca, de forma que, entre otros, se dé a conocer este “patrimonio olvidado”. Uno de los productos finales (aunque en continua actualización) del proyecto será un mapa donde se cataloguen los diferentes elementos de del patrimonio desatendido identificados, y con ello plantear y diseñar diferentes propuestas realistas y alcanzables de cara a que estos recursos puedan resurgir y ser objeto de futuras acciones, tanto desde el punto de vista social como turístico, ambiental y cultural.

 

El primer paso para llevarlas a cabo es, por tanto, inventariar los recursos que forman parte del patrimonio olvidado. Para ello, se realizará una primera labor de oficina, durante la cual se hará una búsqueda y consulta intensiva de bibliografía relevante. Así, se engarzará un documento preliminar con los datos básicos referentes a todos aquellos elementos, tanto naturales como de origen antrópico, que forman parte de la riqueza patrimonial del río Asón y su cuenca. En esta labor participarán personas de perfiles profesionales variados, asegurando la transversalidad de la visión del trabajo: las especialidades con que cuenta actualmente el Grupo de Acción Local son Turismo, Ciencias Ambientales, Economía y Geografía, siempre bajo el paraguas de la experiencia en Desarrollo Rural. En la recopilación de la información jugará un papel muy importante el trabajo que el GAL lleva desarrollando durante más de veinte años en la comarca.

 

Este trabajo previo de oficina se completará con la identificación de todos aquellos colectivos y personas que tengan algún tipo de relación con los elementos descritos anteriormente. Esta relación podrá ser presente o pasada, de carácter personal o profesional, a nivel de aficionado o de experto, etc., asegurándose una representatividad lo más amplia posible del espectro de personas que, por su relación con el patrimonio asoniego, puedan enriquecer de una u otra manera el inventario en curso. Aunque no se trata ni mucho menos de una relación exhaustiva, puesto que el grueso del trabajo de selección tendrá lugar en la fase mencionada, entre los colectivos podrían estar asociaciones culturales, deportivas, ambientales, de mujeres, de jubilados, empresarios, antiguos trabajadores de las fábricas, pescadores, representantes políticos de los municipios, personal de las obras de saneamiento, alumnos de los colegios del territorio, artistas y artesanos, expertos en diversos ámbitos, etc.

 

El segundo paso, una vez concluida la labor más teórica, consistirá en el diseño y organización de actividades de participación que:

 

  • por una parte, resulten en un enriquecimiento objetivo del inventario «dinámico» previamente engarzado, mediante la incorporación de diferentes perspectivas y de sensibilidades y saberes distintos y,
  • por otra, hagan llegar la importancia del patrimonio olvidado del Asón a la mayor cantidad de personas posible tanto dentro como fuera del territorio y, en definitiva, dinamicen el tejido social de la comarca, hacia dentro y hacia fuera.

 

En un intento por alejarnos del «camino trillado» de jornadas y charlas (que, por supuesto, pueden ser un muy buen recurso en momentos concretos), las actividades tratarán de despertar el espíritu participativo de la población. De nuevo, el diseño forma parte de una fase concreta del proyecto, pero pensamos en dos tipos de actividades:

 

  • Aquellas esencialmente participativas, que ocuparán la mayor parte del proyecto y que, mediante fórmulas varias, promoverán el flujo de información «del habitante al inventario». Podrían tener la forma de caminatas, concursos, archivos fotográficos y orales, o incluso juegos.
  • Aquellas dirigidas a llamar la atención del conjunto de la sociedad, tanto dentro como fuera del territorio, con el fin de atraer el interés más mediático y divulgativo.